Farmacos

fitocosmetic

Tratamiento farmacológico de la obesidadnutrinet

La obesidad es una enfermedad crónica que afecta a muchas personas y que con frecuencia requiere un tratamiento a largo plazo para alcanzar y mantener la pérdida del peso. Igual que en otras enfermedades crónicas, como la diabetes o la hipertensión arterial, en ocasiones es útil el empleo de medicación a largo plazo

El tratamiento de la obesidad con fármacos solamente debe emplearse en pacientes con riesgos para la salud como consecuencia de su obesidad. No deben emplearse como fármacos para una pérdida de peso “cosmética-estética”. Los fármacos contra la obesidad solamente están autorizados para los que tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 30. El IMC es una medida que relaciona en peso con la talla y sus parámetros de normalidad se encuentran entre 18,5 y 24,9. Los fármacos contra la obesidad también pueden ser útiles ante un IMC de 27 o más, si existen además enfermedades relacionadas con la obesidad, como hipertensión arterial, colesterol elevado o diabetes tipo 2.

Si bien los efectos secundarios de estos fármacos suelen ser leves, en algunos casos pueden ser graves. Los estudios clínicos realizados con estos fármacos no parecen recomendar su uso durante más de 2 años y se recomienda emplearlos siempre junto con un programa de alimentación más saludable y de aumento de la actividad física.

Fármacos contra la obesidad

Existen dos tipos fundamentales de fármacos contra la obesidad, los supresores del apetito y los inhibidores de la lipasa. Hay otros fármacos, no indicados específicamente para el tratamiento de la obesidad, que han demostrado cierto efecto reductor del peso secundario a su empleo en otras enfermedades.

Supresores del apetito. En España solamente está autorizado un fármaco de este grupo: sibutramina. Su mecanismo de acción se basa en la producción de una sensación de menor apetito o aumentando la sensación de estar lleno y haber comido suficiente. En otros países, como EEUU también está autorizado otro fármaco de este grupo, fentermina. A este grupo también pertenecen las anfetaminas, que no se recomiendan por el potencial de abuso y dependencia, similar al de otras drogas ilegales.

Inhibidores de la lipasa. A este grupo pertenece orlistat, un fármaco que actúa en el intestino, reduciendo su capacidad para absorber la grasa de los alimentos. Esto lo hace bloqueando la enzima que metaboliza la grasa alimentaria, la lipasa intestinal y como resultado se absorbe alrededor de un tercio menos de grasa procedente de los alimentos.

Otros fármacos

Antidepresivos. Algunos antidepresivos parecen tener cierto efecto supresor del apetito y consiguen una modesta reducción del peso durante los primeros 6 meses de su empleo, aunque suele volver a ganarse el peso perdido aun cuando se mantenga el tratamiento. La única excepción hasta ahora es bupropion que en un estudio ha demostrado mantener la pérdida de peso hasta 12 meses.

Anticonvulsivantes. Dos fármacos empleados para tratar la epilepsia han demostrado producir una modesta pérdida de peso: topiramato y zonisamida.

Antidiabéticos. El antidiabético oral metformina puede producir una ligera pérdida de peso en los individuos con diabetes tipo 2 y obesidad.

Fármacos en desarrollo. En la actualidad se están estudiando varios posibles futuros tratamientos para la obesidad. Los más próximos a su utilización en pacientes son rimonabant, que actúa sobre los neurotransmisores cerebrales, y el factor neurotrófico ciliar que actúa sobre las hormonas que controlan el apetito.

Beneficios potenciales

Las personas responden de forma diferente a estos fármacos, de manera que algunas pueden experimentar una mayor pérdida de peso que otras. En los estudios clínicos estos fármacos han demostrado producir una pérdida de peso promedio de 2 a 10 kilogramos más que si se emplean solamente medidas no farmacológicas. Algunos pacientes tratados con estos fármacos han llegado a perder alrededor del 10% de su peso previo al tratamiento. La máxima pérdida de peso suele alcanzarse en los primeros 6 meses después de iniciar la medicación. El peso suele mantenerse o incluso aumentar durante el resto del tratamiento.

A corto plazo, la pérdida de peso en los individuos con obesidad puede reducir otros factores de riesgo para la salud: reducción de la presión arterial, reducción del colesterol y los triglicéridos, reducción de la resistencia a la insulina y los niveles de glucosa en sangre.

Riesgos potenciales

En el tratamiento a largo plazo con medicación contra la obesidad hay que considerar algunos riesgos potenciales:

Potencial de abuso o dependencia.Especialmente si se emplean anfetaminas y otras sustancias con efecto sobre el sistema nervioso central.

Desarrollo de tolerancia. El máximo efecto sobre la pérdida de peso se alcanza en los primeros seis meses, aunque si se abandona el tratamiento en este momento, parece que la recuperación del peso es más rápida que si mantiene el tratamiento para mantener la pérdida de peso alcanzada.

Rechazo a considerar la obesidad como una enfermedad crónica. Como tal enfermedad crónica, la obesidad precisa de un tratamiento para toda la vida, donde los fármacos son solo una parte del tratamiento, que se basa en una alimentación más saludable y ejercicio físico habitual.

Efectos secundarios. En general los efectos secundarios de estos fármacos son leves y con frecuencia mejoran con el tratamiento continuado.

Orlistat. suele producir calambres abdominales, malestar intestinal, flatulencia, diarrea y heces oleosas. También suele reducir la absorción de las vitaminas liposolubles, por que puede ser necesario un suplemento vitamínico que debe tomarse dos horas antes o después del fármaco.

Sibutramina. El principal efecto secundario de sibutramina es el aumento de la presión arteria y la frecuencia cardiaca, que deben ser controlados frecuentemente al inicio del tratamiento. Otros efectos secundarios son cefalea, sequedad de boca, estreñimiento e insomnio.

ginkgo-biloba-memory-loss

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

antioxidante GI … Dr. X. NIKO MS

A %d blogueros les gusta esto: